Reserva Natural Riberas de Castronuño-Vega del Duero

Ribera de Castronuño y Vega del Duero

logo_espacio_natural_castronuno.JPG

 

 

Fecha de Declaración de la Reserva Natural: 11 de abril de 2002

Otras Figuras de Protección: Zona de Especial Protección para las Aves (desde 1991); Lugar de Interés Comunitario (propuesto en 1998 y actualizado en 2004).

 

Superficie: 8421 ha.   Términos Municipales: Castronuño, Pollos, Torrecilla de la Abadesa y Tordesillas.  

La Reserva Natural “Riberas de Castronuño-Vega del Duero” es el único Espacio Natural Protegido de la provincia de Valladolid. Su columna vertebral, el río Duero, lo cruza de Este a Oeste, y conforma, junto con la Presa de San José, un humedal seminatural que es considerado como un oasis en medio de la meseta Castellano-Leonesa, dando lugar a una gran variedad de ecosistemas.

 

El mismo nombre de este espacio natural nos traslada al Bosque de Ribera, su paisaje más representativo, aunque también el Carrizal adquiere aquí gran importancia. Entre los chopos, olmos, fresnos, sauces y alisos de la ribera escuchamos fácilmente los cantos del Carbonero común, Ruiseñor bastardo, Mitos, Petirrojo, Oropéndolas, Cucos, etc. así como de rapaces nocturnas como el Cárabo común y el Búho Chico. Si nos fijamos con atención podremos observar algún nido de Pico Picapinos, de Águila Calzada, e incluso de Pájaro moscón, más escasos. Otras aves son exclusivas del carrizal como la Garza imperial, el Aguilucho lagunero, el Avetorillo, el Rascón y el Carricero común. También hay mamíferos que merodean mucho por los carrizales, destacamos la Nutria.  

La mayor superficie de la Reserva se encuentra dominada por el Bosque Mediterráneo, representado por extensas masas de encinar adehesado y algunos bosquetes de Pino Piñonero. Entre esta vegetación habita la Gineta, el Jabalí, el Lobo Ibérico, el Lirón Careto, Conejos y Liebres, así como una gran variedad de aves: Águila culebrera, Azor, Gavilán, Abubilla, Cuco, Críalo, Rabilargo, Paloma torcaz, y el Milano real.  

También hay que destacar extensiones cerealistas con Cultivos de Secano, sobre todo trigo y cebada, y vides. A este medio tan humanizado, se han adaptado muy diversas: la Cogujada, Alondra, Calandria, el Cernícalo común y el Primilla, el Aguilucho Pálido y el Cenizo, perdices y codornices, pero también Avutardas, Alcaravanes o Sisones más difíciles de observar.

 

La Presa de San José, terminada de construir en el año 1945, ha permitido la explotación del agua para regar no pocas hectáreas de cultivos de regadío, imperando sobre todo el maíz, la alfalfa y la remolacha, aunque también se ve el girasol, guisantes y fréjoles. Es esta presa, de vital importancia para los habitantes de la Reserva por muchas razones diversas. Permitió mucho empleo local durante su construcción, es el único paso para vehículos entre la orilla sur y norte del Duero desde Tordesillas a Toro, añadió los regadíos al mosaico paisajístico haciéndolo más variado, pero además y muy importante, encharcó muchos sedimentos fértiles de la orilla del río, que fueron colonizados poco a poco por grandes masas de carrizal, mantenidos por el nivel tan constante del embalse. Más y mejor carrizal atrajo a más aves especializadas en él, como las nombradas anteriormente, por lo que creció la riqueza y abundancia en fauna del Espacio Natural. Podemos decir, pues, que la presa, ha causado una influencia muy positiva en la avifauna de la Reserva, ha sido y es una gran aliada para muchas aves acuáticas y ligadas al medio húmedo y, por consecuencia, para todas las personas que se acerquen para observarlas.

 

¡No dudéis en venir y conocer todos estos valores naturales!, que están esperando a ser más disfrutados, valorados y respetados. Os esperamos.

 

CASA DEL PARQUE

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE RIBERA DE CASTRONUÑO Y VEGA DEL DUERO.

 

Agenda de Eventos

Encuestas

No hay cuestionarios en estos momentos

ULTIMAS ACTUALIZACIONES