Centro del Urogallo

 

Parque Natural Alto Sil

 

Fecha de Declaración del Espacio Natural: esta pendiente de declaración.

 

  Otras Figuras de Protección: Zona de Especial Protección para las Aves (desde 2000); Lugar de Interés Comunitario (desde 1998); Reserva de la Biosfera (desde 2003).

 

Superficie: 43.751,56 ha.

 

Términos Municipales: Villablino, Palacios del Sil y Páramo del Sil.

 

 

 

 El  Espacio Natural Alto Sil presenta grandes desniveles con cumbres por encima de los 2.000 metros de altitud y valles profundos a menos de 800 metros, por lo que el paisaje resulta muy variado.

 

 

La geomorfología de la zona es, principalmente, de tipo silicio, con pequeñas incursiones de roca caliza en puntos concretos.

 

 

La relación entre la temperatura y la pluviometría determina la existencia de dos regiones bioclimáticas diferenciadas en el Alto Sil: Región Atlántica (99,7 %) y Región Mediterránea (0,3%).

 

Teniendo en cuenta que la región Atlántica es la predominante en este espacio, podemos diferenciar distintos ecosistemas. En la parte más alta de la montaña se encuentra vegetación típica de roquedos silicios con pastizales salpicados de enebro rastrero y piorno orocantábrico endemismo de la cordillera cantábrica, arandaneras, canchales, gleras y turberas con plantas que han desarrollado estrategias para vivir en condiciones difíciles como algunas plantas carnívoras y brezos característicos de turberas.

 

 

Las laderas de solana están cubiertas de robledales y brezales endémicos de la península ibérica. Mientras que, las laderas umbrías están ocupadas por bosques mixtos de roble, melojo, abedules endémicos del noroeste de la cordillera cantábrica, arce, serbal y mostajo, cerezos y manzanos silvestres, acebo, tejo, haya, castaño y olmo, entre otros.

 

 

El río Sil y sus numerosos afluentes recorren el espacio natural a la sombra de los bosques de ribera caracterizados por alisos, sauces, fresnos, avellanos y saúcos.

 

 

Es uno de los ríos mejor conservados de la provincia de León, donde es importante la población de trucha común. Dentro de la fauna asociada a la ribera destacan la nutria, el desmán ibérico, el martín pescador, el mirlo acuático, y diversas ranas y culebras.

 

 

Los bosques mixtos dan cobijo a gran variedad de animales donde resaltan el urogallo cantábrico y el oso pardo cantábrico que se encuentran en peligro de extinción. Sin olvidar otras especies como el corzo, ciervo, jabalí, lobo, gato montés, gineta, tejón, garduña, marta, pito negro, trepador azul, agateador, pechiazul, halcón abejero, águila culebrera, águila calzada, chotacabras gris, lagarto verdinegro, murciélagos y otros micromamíferos.

 

 

También en la alta montaña nos encontramos con una gran variedad faunística  como el rebeco, liebre del piornal, perdiz pardilla, chova piquigualda,  tritón alpino y tritón palmeado entre otros animales.

 

 

La ganadería de vacuno fue la actividad tradicional de la comarca hasta que a mediados del siglo XX se vio desplazada por la minería de carbón que hasta hoy es el principal motor económico de las comarcas. Sin embargo, esta actividad, también se está viendo reducida en los últimos años debido a la reconversión de la industria del carbón.

 

 

Este espacio natural está salpicado por pequeñas fortificaciones donde vivían los pobladores de la zona anteriores a los romanos, estas construcciones se denominan castros.

 

 

Actualmente, es fácil encontrar casas tradicionales con forma de U o de L, que se orientan al sur para aprovechar el calor. En el centro de esta U, se ubica el hórreo donde se almacenaba el producto de las cosechas. Estas edificaciones se realizan con materiales que se encuentran en los alrededores como piedra, madera y paja.

 

 

Debido a que la zona fue ganadera hasta hace poco tiempo, es posible ver varias construcciones relacionadas con esta actividad, como las brañas. Son el conjunto de prados y "cabanas" (cabañas) situados en la alta montaña para aprovechar los pastos de altura durante el verano.

 

 

            Otro de los valores culturales del espacio natural es su lengua, llamada "patsuezu". Una lengua ancestral que se encuentra en el Libro Rojo de las Lenguas Amenazadas, editado por la UNESCO. Su característica principal es la "che" vaqueira.

 

 

Atrevete a perderte en nuestros valles y a sumergirte en nuestra cultura. ¡ No os arrepentiréis!. 

 

 

 

CASA DEL PARQUE 

 

ACCESO A LA CASA DEL PARQUE ALTO SIL

 

Picos de Europa

Parque Regional Picos de Europa 

Fecha de Declaración del Parque Regional de Picos de Europa: 18 de julio de 1994

Otras Figuras de Protección:

  • v Zona de Especial Protección para las Aves (desde 2000)
  • v Lugar de Interés Comunitario (desde 2004)
  • v Plan de Recuperación del Oso Pardo
  • v Zonas Naturales de Interés Especial (Ley 8/91 CyL):
  • o Zonas Húmedas Catalogadas (Lago de Isoba, Lago de Ausente, Lagunas de los Hoyos de Vargas, Pozo Butrero);
  • o Catálogo de Especimenes Vegetales de Singular Relevancia (Haya de Valdosín, Espino Maetero de Villardefrancos, Roble del Sestil de la Mata)

Superficie: 120760 ha.
 
Términos Municipales: Puebla de Lillo, Reyero, Boñar, Crémenes, Prioro, Boca de Huérgano, Riaño, Posada de Valdeón, Oseja de Sajambre, Burón, Acebedo y Maraña

El Parque Regional de Picos de Europa se ubica en el noreste de la provincia de León, en la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica. Limita con Asturias, Cantabria y Palencia y en los municipios de Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón se solapa con la figura del Parque Nacional de Picos de Europa.

 

Este lugar fue declarado Parque Regional por ser uno de los enclaves montañosos más sobresalientes y mejor conservados de la Cordillera Cantábrica. Conforma uno de los conjuntos más abruptos y  con mayor personalidad de la Comunidad Autónoma. En él nos llama la atención el destacado papel que juega la roca caliza de Picos de Europa. Su origen está en la sedimentación de una gran cantidad de materiales calcáreos, posteriormente elevados por la Orogenia Alpina. También pizarras, cuarcitas, areniscas y conglomerados configuran el variado sustrato litológico de este espacio. Sobre estos materiales se puede ver como la red hidrográfica origina estrechas hoces o gargantas y deja en resalte las rocas duras que conforman la actual línea de cumbres como las calizas de Picos de Europa o Mampodre o los conglomerados en la Sierra de Orpiñas. Además durante el Cuaternario, las nieves se acumularon en las cabeceras de los valles e iniciaron una profunda acción glaciar, de la que existen importantes restos y de los que observamos ejemplos como morrenas, lagos glaciares, depósitos fluvioglaciares y circos. Por último la karstificación, ligada a la disolución superficial y profunda de los materiales calcáreos, han creado uno de los karst de mayor riqueza de toda la península.

 

En el Parque Regional podemos encontrar una gran diversidad botánica dado que se localiza en la región biogeográfica eurosiberiana pero en contacto con la región mediterránea. La vegetación de las zonas más montañosas es limitada debido a la escasez de suelo pero los puertos y valles altos predominan pastizales de diente tradicionalmente aprovechados por el ganado trashumante. Los matorrales que nos encontramos son piornos, escobas, brezos y brecinas. La vegetación arbórea del Parque está representada por los hayedos (preferiblemente en las zonas umbrías) y  los robledales (en las laderas de solana). En los primeros vemos como se mezclan hayas con abedules, acebos, tejos incluso con robles formando bosques mixtos. En las masas de roble albar existen otras especies arbóreas y arbustivas como fresnos, arces, tejos, serbales, manzanos silvestres, avellanos, aligustres, cornejos, etc. Mención especial merecen la mancha relicta del pinar autóctono de pino silvestre de Puebla de Lillo, que es el más noroccidental de la Península o el sabinar de Crémenes considerado como una reliquia de los bosques que existieron en épocas frías y secas del Cuaternario y que representa uno de los más occidentales de Europa. En las vegas de los ríos tenemos praderas de siega  que se visten de color en la primavera ya que en ellas florecen lirios, narcisos, prímulas... y en las orillas vemos crecer sauces, chopos, fresnos...

 

En cuanto a la fauna, la posición geográfica del Parque Regional hace que contemos con especies eurosiberianas, mediterráneas y endemismos regionales. Este mosaico de especies animales se ve enriquecido por la presencia de dos ejemplos de valor incalculable y en peligro de extinción: el urogallo y el oso pardo. El urogallo es el rey alado del bosque atlántico, ligado por su biología trófica y reproductora a los hayedos y robledales de la Cordillera Cantábrica. El oso es una especie emblemática de esta zona, en la que se localiza la población oriental de la especie. Dicha población cuenta con una veintena de individuos. Otras especies propias del Espacio Natural son el pito negro, pico mediano y pico menor. Las rapaces las encontramos bien representadas por el águila real, águila calzada, halcón peregrino, azor...En cuanto a los mamíferos significativos destacamos el rebeco, la libre de piornal, la marta, el lobo ibérico, el gato montés, el ciervo, el corzo, el armiño...     

                                                                                  

El pastoreo es la actividad tradicional por excelencia en esta comarca de montaña, hasta el punto que su paisaje forestal ha sido transformado por una intensa y continua presión ganadera a lo largo de los siglos. Hoy en día, la ganadería es un sector relevante aunque su incidencia económica y el tipo de ganadería, no tenga mucho que ver con la que se desarrolló hasta hace 50 años con grandes rebaños de merinas trashumantes. Actualmente ha dado paso a otras actividades como el turismo, cada vez más en auge.

 

Lo más destacado de la arquitectura popular es el empleo de la madera, la piedra y la teja. La piedra forma la mampostería de muros, dinteles y cargaderos de puertas y ventanas. La madera es la base de la estructura de los tejados, los suelos y carpintería de balaustradas, puertas y ventanas. La teja ha sustituido a las cubiertas de "cuelmos" (paja de centeno) que tapizaban los tejados y que se utilizaron antaño.

 

Existen buenos ejemplos de arquitectura civil y religiosa en el Parque Regional como el Conjunto Histórico Artístico de Lois o en Puebla de Lillo, su torreón y sus casas blasonadas. También nos encontramos con construcciones muy ligadas a la forma de vida del Parque Regional: molinos, hórreos, chozos, chorco de los lobos...

 

¡ Os invitamos a conocer y descubrir estos y otros de los muchos secretos que guardan estas maravillosas montañas ! Os esperamos.

 

 

CASAS DEL PARQUE

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE "EL TORREÓN DE PUEBLA DE LILLO".

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE "VALDEBURÓN".

Agenda de Eventos

Encuestas

No hay cuestionarios en estos momentos

ULTIMAS ACTUALIZACIONES