ÁVILA

Valle de Iruelas

 

Reserva Natural Valle de Iruelas 

 

Fecha de Declaración de la Reserva Natural: 17 de junio de 1997

 

Otras Figuras de Protección: Zona de Especial Protección para las Aves (desde 1991); Lugar de Interés Comunitario (desde el año 2000).

 

Superficie: 8.676 ha.
 


Términos Municipales: El Barraco, El Tiemblo, Navaluenga y San Juan de la Nava.

 

La Reserva Natural del Valle de Iruelas se localiza al sureste de la provincia de Ávila, en la margen derecha del Alberche. Tiene una superficie de 8.676 ha. que se extienden por los términos municipales de El Barraco, El Tiemblo, Navaluenga y San Juan de la Nava.

 

Se declara Reserva Natural en el año 1997, por ser un espacio esencial para la supervivencia de especies faunísticas amenazadas a nivel internacional como el águila imperial ibérica y el buitre negro, sin olvidar sus importantes valores florísticos, donde sobresalen la manzanilla de Gredos, tejos y pinos laricios centenarios, acebos, castaños, etc.

 

Desde el punto de vista geomorfológico el Valle de Iruelas forma parte de un relieve típicamente "germánico" donde la reactivación de las fallas ha provocado su compartimentación en horts (bloques elevados) el de Gredos Oriental y grabens (bloques hundidos) el del río Alberche.

 

Junto a ellos varios son los elementos orográficos que se pueden destacar: las superficies de cumbres, por encima de los 1.700m., que forman lomas o crestas con fenómenos periglaciales y pequeños neveros que conservan la nieve hasta la primavera. Los rellanos, lomas y hombreras son zonas planas o de escasa pendiente con aparición de navas, consecuencia de fenómenos hidromorficos y colusiones en las laderas más bajas.

Una de las características de este entorno son las cuencas de recepción torrencial, localizadas a partir de la línea de cumbres. Recogen el agua de las precipitaciones y dan lugar a torrentes y gargantas en las que la erosión lineal es muy importante, creando pequeños valles en forma de "V".

 

 

VEGETACIÓN

 

Las diferencias altitudinales, de orientaciones y pendientes originadas por la complicada orografía de la Reserva (embalse de El Burguillo 730msnm.- Cerro de la Escusa 1.959msnm) hacen posible la existencia de un cambio continuo de los factores ecológicos, basados fundamentalmente en cambios de temperatura y humedad, y que da como resultado un incremento de la riqueza (número) y diversidad (variedad) de especies.  Estas variables posibilitan un tapiz vegetal con diversas exigencias, hasta un total de más de 600 especies y subespecies vegetales. Los incendios forestales, la ganadería y la tala secular de quercíneas (robles y encinas) han modificado la cubierta vegetal del Espacio Natural favoreciendo la extensión del matorral, a base de cambrión, piorno serrano y florido, enebro rastrero, escobonales, jara pringosa, etc.

 

Las formaciones boscosas potenciales que albergaría el Valle estarían formadas por bosques de rebollo y encinares, acompañados de pinares de pino silvestre, resinero, laricio y masas mixtas de frondosas y coníferas. Hoy los pinares, especialmente de pino resinero, ocupan gran parte de la superficie forestal del Valle, ya que se han visto favorecidos para potenciar los aprovechamientos de resina y madera. Son espectaculares los magníficos ejemplares de de pino silvestre y laricio, restos posiblemente de masas en el borde occidental de su área de extensión natural.

 

Los encinares del piso mesomediterráneo se han visto reducidos a pinares y enebrales, con presencia de olivillas, cornicabras y madroños. Los barrancos se cubren de saucedas y rodales de abedules por encima de los 1.400m., y por debajo de esa cota aparecen alisedas acompañadas de fresnos, sauces, cerezos, avellanos y olmos de montaña.

 

Cabe destacar una de las maravillas botánicas de este espacio: el Castañar de El Tiemblo, una masa pura de esta especie, que pasa por ser el de mayor extensión del Sistema Central.

 

La variedad de formaciones vegetales de la Reserva, da lugar a la creación de un elevado número de hábitats para múltiples especies faunísticas. Más de 250 especies de vertebrados y un sinfín de invertebrados, componen su gran riqueza faunística: un gran elenco de pájaros arborícolas, grandes rapaces diurnas y nocturnas, mamíferos ungulados (ciervo, corzo, jabalíes...), carnívoros (jinetas, gatos monteses, tejones, zorros...) además de otra fauna asociada a medios acuáticos y de ribera (nutrias, desmanes, truchas, mirlos acuáticos, oropéndolas, lagartos verdinegros...) y otra fauna de montaña (lagartija serrana, topillo nival abulense, bisbita ribereño alpino, pechiazul...).

 

FAUNA

 

No se puede hablar de Iruelas sin nombrar a su habitante más espectacular: el Buitre Negro, emblema de la Reserva; la tranquilidad de este Valle junto con la presencia de árboles centenarios, hacen posible la existencia de la mayor colonia de esta especie en Castilla y León y una de las más importantes de Europa. Merece también la pena destacar la presencia en la Reserva Natural, de una de las rapaces en mayor peligro de extinción a nivel mundial: el Águila Imperial Ibérica.

 

Los primeros asentamientos conocidos en la comarca datan de la Edad de Hierro: castros celtibéricos fortificados con dedicación ganadera. De ellos nos quedan las esculturas de cuatro verracos junto a la Cañada Real Leonesa Oriental en El Tiemblo.

Tras la colonización romana, los visigodos dan testimonio de su paso con dos necrópolis: en la Dehesa de Valdesanmartín (El Tiemblo) y en el Cerrillo de San Marcos (Navaluenga),

Restos de acequias y sistemas de riego son señales de la cultura árabe en el valle, así como parte de su toponimia: Alberche deriva de Al- Birka (estanque).

Tras la repoblación de estas tierras en la Alta Edad Media, la mesta termina por definir el carácter ganadero de la zona que explica el paisaje actual.

Dentro del Espacio Natural encontramos dos poblados, Las Cruceras y La Rinconada, cuyo origen está ligado a un recurso económico que tuvo su esplendor entre 1936 y 1975: la resina. Otros recursos tradicionales del monte son la madera, la leña, los pastos para el ganado, la caza y la pesca, la miel, los hongos, etc

 

 

CASA DEL PARQUE

 

ACCESO A LA CASA DEL PARQUE VALLE DE IRUELAS.

 

Sierra de Gredos

 

Parque Regional Sierra de Gredos

 

Fecha de Declaración del Parque Regional: 20 de junio de 1996

 

Otras Figuras de Protección: Reserva Regional de Caza; Zona de Especial Protección para las Aves; Lugar de Interés Comunitario; Zonas Húmedas Catalogadas.

 

Superficie: 86.236 ha.


 
Términos Municipales: El Arenal, Arenas de San Pedro, Bohoyo, Candeleda, La Carrera, Cuevas del Valle, Gilgarcía, Guisando, El Hornillo, Hoyos del Collado, Hoyos del Espino, Los Llanos de Tormes, Mombeltrán, Nava del Barco, Navalonguilla, Navalperal de Tormes, Navarredonda de Gredos, Navatejares, Puerto de Castilla, Santiago de Tormes, San Juan de Gredos,  San Martín del Pimpollar, Solana de Ávila, Tormellas, Umbrías, Villarejo del Valle, Zapardiel de la Ribera y San Esteban del Valle.

  La Sierra de Gredos, ubicada en el Centro de la Meseta y que culmina en el Pico del Moro Almanzor (2.592 m), es un excepcional paisaje de alta montaña, formado por un sistema de bloques fundamentalmente graníticos, fracturados y esculpidos por los glaciares cuaternarios que tienen el carácter más alpino de toda la Cordillera Central. Las vistas de la Sierra desde la parte baja o las panorámicas desde las cumbres son impresionantes.

 

Destacan las cumbres graníticas cubiertas de nieve una gran parte del año, contrastando con la vegetación de zonas más bajas en las que se mezclan los pinares siempre verdes, con las formaciones marcescentes y caducifolias más ricas en cambios de color y tonalidad. Los piornales presentan un llamativo aspecto en la época de floración. Lagunas glaciares, arroyos, gargantas, ríos y torrentes enriquecen el paisaje con el aporte de un elemento muy valorado: El agua, que aún mantiene en gran medida un grado extraordinario de pureza.

 

En el Parque Regional encontramos interesantes agropaisajes ligados al aprovechamiento ganadero en la cara norte, con prados de siega, ameales, abrevaderos, cerramientos de mampostería de tierra en seco, tenadas y refugios con cubiertas de piorno serrano. En la cara sur predomina el paisaje forestal y el agrícola, llamando la atención el generado por las explotaciones en bancales.

 

Los pequeños núcleos rurales aún conservan buena parte de su tipismo y en ellos es posible encontrar ejemplos magníficos de la arquitectura tradicional con un buen aprovechamiento de elementos constructivos autóctonos como el granito y la madera. En las cubiertas predomina la teja "tipo árabe". Las diferencias constructivas son acusadas entre ambas vertientes de la Sierra en función de la climatología, formas de vida y usos prioritarios.

 

La importancia faunística de la Sierra de Gredos queda patente con sólo mencionar las más de 230 especies de vertebrados entre las que se encuentran numerosos endemismos peninsulares a nivel específico y 4 endemismos subespecíficos locales. El área de distribución de estos últimos se sitúa en la zona de cumbres: dos anfibios representados por la salamandra del Almanzor (Salamandra salamandra almanzoris) y el sapo de Gredos (Bufo bufo gredosicola) y dos mamíferos, el topillo nival (Chionomys nivalis abulensis) y la cabra montés (Capra pyrenaica victoriae).

 

La flora de Gredos está formada por más de 1.500 especies, que llegan a colonizar hasta los pisos más elevados de la sierra. Es en las zonas altas donde crecen la mayoría de los 14 endemismos de Gredos. Los más populares son la boca de dragón de Gredos y la manzanilla de Gredos. En Gredos la vegetación define dos tipos de paisaje:

 

  • En la cara norte el matorral es el predominante, ya sea el piornal o la mezcla de leguminosas, a veces con labiadas, brezos o jaras. La vertiente septentrional se encuentra en la actualidad casa desarbolada, con la excepción de pinares de silvestre de Navarredonda de Gredos y Hoyos del Espino y de las masas más o menos extensas de rebollo en el Valle del Tormes.
  • En la zona sur abundan pinares de resinero, alternándose con cultivos en bancales de olivos, viñas, cerezos, higueras, ... o pequeñas masas de castaños en las laderas.

 

CASAS DEL PARQUE

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE "PINOS CISNEROS"

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE "EL RISQUILLO"

 

Agenda de Eventos

Encuestas

No hay cuestionarios en estos momentos

ULTIMAS ACTUALIZACIONES